Primera infancia y adolescencia, prioridad en agenda de Observatorio Sabana Centro

La violencia intrafamiliar, el suicidio y los embarazos a temprana edad, principales problemáticas.

Por Juan Carlos Camelo V. Director Sabana Centro Cómo Vamos

La nueva agenda internacional para el desarrollo, ha dirigido sus esfuerzos en trabajar por poner fin definitivo a la pobreza en todas sus formas en el mundo y favorecer el desarrollo sostenible e igualitario de la población; esto implica un importante desafío para las políticas públicas y un gran compromiso de todos los actores relacionados con el desarrollo a nivel global, nacional, regional y local.

Según el Informe de Calidad de Vida del Observatorio Sabana Centro Cómo Vamos, uno de los mayores desafíos está relacionado con la priorización en la atención a la primera infancia y la población adolescente, dadas las diferentes problemáticas que enfrenta este grupo poblacional dentro de las que podemos destacar la violencia intrafamiliar, el suicidio y los embarazos a temprana edad, por mencionar solo algunos factores.

Aunque durante los últimos 15 años se ha presentado una disminución de la población entre 0 y 19 años de edad en Sabana Centro, es de resaltar la oportunidad que sigue teniendo la región de tener más del 65% de su población en edades productivas -entre 15 y 64 años- y que los procesos de transición demográfica por los que atraviesa hoy siguen siendo beneficiosos para el desarrollo del territorio. Por su parte, el 35,7% de la población de la Provincia oscila entre los 0 y 19 años de edad, lo que resalta la necesidad de contar con políticas públicas adecuadas, pertinentes y diferenciales, para atender a este importante grupo de población.

Ópticas de intervención

De acuerdo con el informe Primera infancia cómo vamos de la Fundación Corona y la Red de Ciudades Cómo Vamos, el bien–estar en la primera infancia se entiende como el proceso a través del cual todo niño y niña ve cumplidos los derechos de los cuales es titular, goza de igualdad de oportunidades para alcanzar su máximo potencial y vive en condiciones que le permiten alcanzar resultados positivos en clave de desarrollo. Dicho proceso no se improvisa, es producto de diversas interacciones a través del tiempo entre el niño/a, su familia, el contexto de la comunidad a la que pertenece y el Estado.

Salud y seguridad. En este ámbito, en Sabana Centro se presentaron entre 2014 y 2015 un total de 94 muertes en menores de un año. Para 2015 la tasa de mortalidad en menores de 1 año por cada 1.000 nacidos vivos para la Provincia fue de 7,6. Entre las principales causas de muerte -de acuerdo con las Estadísticas Vitales del DANE- se encuentran las malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas (afecciones originadas en el periodo perinatal) y la sepsis bacteriana del recién nacido. Aunque la primera causa de mortalidad infantil se relaciona con

malformaciones congénitas, se resalta que un número importante de las muertes presentadas está relacionado con causas que pudieron prevenirse y en las que las diferencias socioeconómicas y ambientales, las restricciones en intervenciones en salud pública, y el acceso a los servicios de salud, fueron factores que se relacionana al incremento en la muertes registradas para este periodo, según el concepto de expertos de la Universidad de La Sabana.

Frente a los esquemas de defensa, vacunas como la Pentavalente, Rotavirus y Polio en la mayoría de los casos superaron el umbral de inmunidad colectiva establecido, logrando coberturas superiores al 82%. Sin embargo, vacunas como la Antituberculosa (BCG) y la de Hepatitis B se ubicaron por debajo del umbral en la mayor parte de Sabana Centro, en donde municipios como Tabio, Cogua, Tocancipá, Cota y Tenjo presentaron las coberturas más bajas de la región. Por su parte, el esquema de vacunación en niños de 1 año arrojó que vacunas como la Hepatitis A, el Neumococo y la Triple Viral, presentaron en la mayoría de los municipios coberturas cercanas o superiores al umbral colectivo de inmunidad.

Embarazos prematuros. Otro aspecto no menos importante es el relacionado con los nacimientos en mujeres entre los 10 y 19 años. Para el caso de niñas entre 10 y 14 años se registró una tasa en 2015 de 0.8 por cada 1.000 mujeres, mientras que para el caso de las mujeres entre 15 y 19 años de edad, la tasa de nacimientos se ubicó en 53 casos por cada 1.000 mujeres, superior a la de la capital de la república.

El suicidio. El suicidio en la región fue la tercera causa de muerte violenta en Sabana Centro. Entre 2014 y 2015, se presentaron 32 suicidios en la Provincia, donde la población entre los 15 y 24 años fue la principal víctima de esta problemática con un 40 % de los casos, así como la población masculina con un 80 % de los mismos.

Violencia intrafamiliar. En Sabana Centro, el 18% de los casos de este tipo de violencia se registraron en contra de niños, niñas y adolescentes; para 2015 se presentaron 103 casos, mayoritariamente en los municipios de Zipaquirá, Nemocón y Cogua, donde las mujeres fueron sus principales víctimas.

Educación. Calidad. Una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante todas las etapas para la población existente y futura, es otro de los propósitos que hacen parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible -ODS-. En Sabana Centro, si bien las tasas de cobertura bruta en los municipios han tenido un incremento alto, es necesario mejorar los niveles de cobertura en educación secundaria y media, grados en los que municipios como Tabio, Gachancipá y Cogua deben trabajar con mayor enfasis.

En calidad en la educación, en los resultado de las pruebas Saber 5 y 9, se presentaron diferencias significativas entre la proporción de estudiantes que lograron niveles avanzado y satisfactorio en el sector privado frente al público; así como diferencias entre los establecimientos educativos públicos urbanos y rurales, siendo los urbanos los que obtuvieron niveles de desempeño más avanzados.

Todos estos aspectos requieren de la intervención inmediata tanto de las administraciones públicas, como del sector privado, los actores sociales y de la ciudadanía en general, involucrándolos y haciéndolos participes de las problemáticas y en la formulación de estrategias

integrales de atención para la solución de estos grandes desfíos que hoy afrontamosy que sin duda, estaran en constante crecimiento en los proximos años en nuestra Provincia.