Seleccionar página
Más de la mitad de habitantes de la Sabana no nacieron en la región

Más de la mitad de habitantes de la Sabana no nacieron en la región

Solo 44 % tiene raíces en el territorio, el restante 56 proviene de otros municipios del país.

El crecimiento desmedido de la sabana de Bogotá ha sido tal que hoy el 56 por ciento de quienes habitan en los 11 municipios que comprenden su zona central no nacieron allí. De ese porcentaje, el 30 % corresponde a gente que arribó de la capital en las últimas décadas y el resto han llegado de otras regiones, incluyendo el propio departamento. Es más, en varios de ellos, como en Cajicá, ya se advierte la presencia masiva de venezolanos, unas 600 personas.

A este ritmo, expertos del programa Sabana Centro Cómo Vamos (SCCV), que este miércoles presentó los resultados de la primera encuesta de percepción ciudadana para la región, aseguran que en el año 2050 estos municipios sumarán 2,5 millones personas, la tercera parte de lo que es hoy Bogotá o toda la población de Cali actualmente.

Llama la atención que aunque el 97 por ciento de este territorio se considera rural, en el 3 por ciento restante, el urbano, se concentra el 68 por ciento de la población, con todo lo que ello implica: nuevos asentamientos humanos, prestación de servicios, calidad de los mismos, seguridad y movilidad, entre otros.

Por ejemplo, en el último año la construcción de vivienda de interés social (VIS) creció apenas 2,3 por ciento; el 36 por ciento de la gente debe salir antes de las 6 de la mañana para evitar los trancones y menos del 50 por ciento de los habitantes se siente satisfecho con la seguridad. El 67 por ciento de los consultados expresa que el principal problema en este frente es el consumo de drogas ilícitas. El 44 por ciento habla de atracos y el 33 de tráfico de estupefacientes, además del asalto a viviendas y fenómenos de pandillismo. 

Los alcaldes se quejan de la falta de policía (7 agentes por turno, en Tenjo, un municipio de 20.000 habitantes) y la falta de efectividad de la justicia. “Noventa papeletas de coca no dan cárcel, según el juez”, se lamenta el alcalde del mismo poblado, Juan Gabriel Gómez. A todo lo anterior hay que añadir el fenómeno de corrupción, que tiene encartados judicialmente e investigados a exalcaldes y funcionarios por temas como el volteo de tierras. El 80 por ciento de los consultados percibe que la corrupción en la región aumentó o se mantuvo igual.

Dicho esto, el estudio también da cuenta de un nivel de orgullo de la gente por su municipio del 71 por ciento y de satisfacción del 74. Los servicios de gas y energía eléctrica aparecen con los niveles de aceptación más altos (4,4 y 4,1 respectivamente), mientras que el servicio de internet y la telefonía celular aparecen con las calificaciones más bajas, de acuerdo con el informe presentado por Juan Carlos Camelo, director de SCCV.

Solo el 37 por ciento de la gente está satisfecha con el estado de las vías y apenas el 43 con los parques. Lo curioso es que una amplia mayoría, cerca del 62 por ciento, tiene como plan ir a restaurantes y el 56 visitar centros comerciales, otra señal de la irrupción foránea en la región. Los realizadores del estudio recomiendan a las autoridades mayor atención a asuntos como la aplicación efectiva de justicia, la movilidad, hacer visibles sus acciones y trazar estrategias que permitan una participación más efectiva por parte de la población. “Hay que consolidar los procesos de crecimiento a través de prácticas buenas a largo plazo, en armonía con el entorno”, subrayó, por su parte, el rector de la U de la Sabana, Obdulio Velásquez.

La encuesta fue realizada por el Observatorio de Medios de la Universidad de la Sabana entre octubre y noviembre del año pasado en las cabeceras municipales, con el apoyo de otros socios como EL TIEMPO, Fundación Corona, Fundación Millenium, Cámara de Comercio de Bogotá, Devinorte, Fundación Cavelier, Prodensa y ProBogotá. La muestra fue de 2.585 personas (vea ficha técnica).

Qué dicen los alcaldes

A la presentación del estudio asistieron los mandatarios locales de Tabio, Rubén Darío Acero; Tenjo, Juan Gabriel Gómez; Cogua, William Forero, y Tocancipá, Walfrando Forero.

Si bien ellos reconocen que la responsabilidad del crecimiento desordenado que se ha dado en la región recae sobre sus propias autoridades, las opiniones se dividen frente a cómo abordar los problemas.

Para algunos, como el de Tabio, hay que revisar los planes de desarrollo para ajustarlos a la oferta de servicios que el municipio es capaz de ofrecer, particularmente en el caso del agua. En contraste, el acalde de Tocancipá –mencionado en investigaciones por presuntos actos de corrupción que él negó vehementemente en el recinto este miércoles– dijo que “no hay que temerles a los procesos de expansión” siempre y cuando existan las normas para ello. Y agregó que de no hacerlo, esas zonas susceptibles a ser desarrolladas terminarán invadidas o, en el peor de los casos, desarrollándose de manera informal. Y también aprovechó para reclamar por el parqueo de más de un centenar de camiones de basura adquiridos durante el gobierno del alcalde Petro en Bogotá que terminaron en un lote de su municipio sin autorización alguna.

Cogua reclamó mayor justicia y atención de las autoridades nacionales, pues en tiempos recientes se han avalado más licencias para la explotación minera sin antecedentes.

Y, al contrario de su colega de Tocancipá, el mandatario de Tenjo hizo un llamado a planear con responsabilidad, pues, a su juicio, es allí donde ha radicado la explosión de males que hoy se advierten en varios frentes. “Hay que planear sin afanes porque hoy somos víctimas de la falta de planeación”, expresó.

Movilidad, el tema que preocupa a los habitantes de la Sabana

Movilidad, el tema que preocupa a los habitantes de la Sabana

-Redacción Bogotá -bogota@elespectador.com

Sabana Centro Cómo Vamos entregó el resultado de la primera encuesta de percepción en los municipios aledaños a Bogotá. Hay un alto orgullo por vivir en los municipios, pero inconformismos con temas como salud y medio ambiente.

Sabana Centro Cómo Vamos presentó la primera encuesta de percepción en once municipios de Cundinamarca, aledaños a Bogotá, en los que se midió la satisfacción en temas como educación, salud, buen gobierno, movilidad, medio ambiente y servicios públicos.

En esta primera entrega se tomaron los municipios de Tenjo, Tabio, Chía, Sopó, Tocancipá, Cota, Nemocón, Cajicá, Zipaquirá, Gachancipá y Cogua, dentro de los cuales se encuestaron a 2.585 personas mayores de 18 años a las que se les formularon 75 preguntas.

A diferencia de los resultados de Bogotá Cómo Vamos, los habitantes de esta parte del departamento mostraron una alta satisfacción con la zona en la que vive. El 71 % dijo sentirse orgulloso, mientras que el 22 % es indiferente y solo el 7 % manifestó no sentirse bien en la zona.

Las cifras positivas se siguen viendo en temas económicos. El 81 % manifiesta haber mantenido o mejorados sus condiciones financieras, mientras que en cuanto a temas de pobreza solo el 11 % de los encuestados se considera pobre.

Así mismo, en educación, la satisfacción es del 77 %, la neutralidad del 17 % y la insatisfacción de 7 %. Estos resultados positivos también se evidenciarían en los altos niveles de la calidad de educación de los colegios de la zona en los resultados de las Pruebas Saber.

Por el otro lado, el tema de salud es uno con las bajas calificaciones. Ante las dificultades de la cobertura y eficiencia de la red hospitalaria, el 33 % se muestra insatisfecho con la atención médica en el último año, y el 23 % se considera neutral.

En cuanto a servicios públicos, el mejor evaluado de uno a cinco fue el gas domiciliario con 4,4, mientras que el peor en el ranking es la telefonía celular con 3,5. El informe destaca que el 24 % de los encuestados manifestaron que no cuentan con el servicio de internet.

En seguridad, el 46 % se siente seguro, en comparación con el 32 % que es neutro y el 22 % que dice no estarlo. En cuanto a los principales problemas de seguridad está la drogadicción y el tema del tráfico de droga, seguido del atraco callejero y a viviendas. Conforme a esto, más de la mitad de los encuestados consideran la probabilidad que un delincuente sea sancionado es baja.

La percepción en cuanto a medio ambiente varía. En cuanto a basura en calle, contaminación del agua y cantidad de árboles los encuestados se consideran insatisfechos con la gestión, mientras que, en temas como escombros en calles, contaminación visual y del aire la percepción positiva se acerca al 40 %.

Finalmente, en movilidad se evidencia que el 33 % de los encuestados se moviliza a Bogotá, junto con un 38 % que lo hace a diferentes destinos del departamento. Lo que evidencia el informe es que la mayor movilización hacia la capital la hacen de los municipios de Tenjo, Tabio, Cajicá, Chía y Sopó, que el 47 % se demora más de hora y media en llegar a su destino final, el 41 % hace dos transbordos, el 36 % lo hace antes de las seis de la mañana y el 33 % vuelve a su casa después de las ocho de la noche.

En conclusión el informe evidencia que hay un alto índice de crecimiento poblacional debido a la migración de habitantes de la capital hacia las periferias y hay optimismo por el desarrollo económico, pero baja credibilidad en la justicia y altos tiempos de desplazamiento a Bogotá.

Mesa técnica en Salud Sabana Centro Cómo Vamos

Mesa técnica en Salud Sabana Centro Cómo Vamos

El pasado 5 de septiembre se llevó a cabo en el campus de la Universidad de La Sabana, la segunda mesa técnica en salud de 2017 organizada por el observatorio Sabana Centro Cómo Vamos. En esta ocasión, los encargados de esta cartera de parte de los 11 municipios, discutieron acerca de un tema preocupante para la región como lo es la salud mental y el incremento alarmante de la problemática de suicidios en la población adolescente de la Provincia. El Sr. Juan Carlos Camelo, Director del Observatorio Regional, presentó las estadísticas recopiladas en esta materia, que para el 2016, presentaron un incremento del 80% en el número de suicidios con respecto a los registrados en el periodo 2015 en la Provincia y en donde el 37% de los casos se presentó en población entre los 15 y 24 años, principalmente hombres, siendo Tocancipá y Cogua, los municipios que presentaron mayores tasas por cada 10.000 habitantes de este flagelo.

El evento contó con la participación del Sr. Milton Sánchez, egresado de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Sabana, y Director de Calidad de la Fundación Volunteers of America, quien presentó el modelo de atención a población vulnerable con problemas de salud mental y adiciones en el distrito de Washington DC., Estados Unidos, y durante el cual tuvo la oportunidad de interactuar con los secretarios de salud y desarrollo social de los municipios, quienes ahondaron en el conocimiento de los protocolos de intervención que en esta materia, se aplican en este país.

Así mismo, se contó con la presencia del Alcalde de Zipaquirá, el Sr. Luis Alfonso Rodríguez, quien presentó el proyecto de puesta en marcha del Hospital Regional de Zipaquirá, así como los Secretarios de Salud de los municipios de Tocancipá y Tenjo, quienes tuvieron la oportunidad de mostrar los programas mas representativos que en materia de salud se vienen adelantando desde los municipios con apoyo de la Universidad y de otras entidades privadas y sociales de la región.

El reto de seguridad que enfrentan en la Sabana Centro

El reto de seguridad que enfrentan en la Sabana Centro

Los once municipios de Cundinamarca que limitan al norte con Bogotá han vivido un desarrollo económico óptimo en los últimos años, pero que implica retos para la seguridad y la convivencia ciudadana, según explica el informe de Sabana Centro Cómo Vamos*, el cual analizó las cifras de estos dos ítems entre los años 2014 y 2015.

La provincia está integrada por Chía, Tabio, Tenjo, Cota, Cajicá, Zipaquirá, Gachancipá, Nemocón, Sopó, Cogua y Tocancipá.

Juan Carlos Camelo, director de esta iniciativa en Sabana Centro, señaló que los datos muestran un incremento de fenómenos que antes no eran tan comunes, como el hurto a establecimientos de comercio o a residencias, por lo que las administraciones municipales deben intensificar su trabajo en estas áreas.

“Las cifras muestran que frente a otras partes del país, la región es relativamente sana, pero ciertos delitos han venido en aumento, lo que señala que hay que hacer prevención, en vez de esperar a que los problemas se desborden”, indicó Camelo.

Muestra de ello es el hurto a establecimientos comerciales, que para el año 2014 registró 47 casos, mientras que para el 2015 aumentó a 64. Al respecto, el informe de Sabana Centro Cómo Vamos señala que la mayoría de los municipios más cercanos a la capital del país tienen un registro de casos más altos que el de los más alejados, como Cogua o Nemocón.

Otro de los datos que alerta al observatorio son las muertes violentas, que solo en el 2105 representaron 153 casos, con una ligera disminución, dado que en el 2014 fueron 160 los casos.

De estas muertes, más de la mitad (56 por ciento) fueron en accidentes de tránsito, seguidas por los homicidios (27 por ciento), los suicidios (10 por ciento) y las muertes accidentales (7 por ciento). Que la mayor cantidad se genere por siniestros viales es un aspecto que llama la atención del programa. “Este es un tema previsible, que muestra la carencia de educación vial en la región y el reto que tienen las alcaldías”, señaló Camelo.

Otro aspecto sobre el que advirtió es la cifra de suicidios en la región y el reto que este fenómeno implica para las administraciones públicas, puesto que una de cada 10 muertes violentas ocurrió bajo esta circunstancia.

El programa también enfatizó en que tanto por los homicidios como las lesiones personales, las más sufren estos delitos son las poblaciones entre los 15 y los 39 años.

Para finalizar, Camelo señaló que en las mesas de trabajo realizadas durante el trabajo de Sabana Centro Cómo Vamos, uno de los retos que dejaron las jornadas consiste en que “con el auge de viviendas y empresas en la región es necesario también el aumento del pie de fuerza para afrontar los problemas de seguridad”.

Los puntos para atender

Juan Carlos Camelo, director de Sabana Centro Cómo Vamos, explicó que hay una diferencia entre los fenómenos de seguridad y convivencia que se presentan entre los municipios de la provincia.

“Mientras que en los más cercanos a Bogotá, que han tenido un importante crecimiento económico, se han aumentado fenómenos como el hurto a residencias y a comercio, en los más alejados de la capital los problemas están ligados a la violencia intrafamiliar, donde como principal víctima están las mujeres, lo que indica que allí se debe intensificar el trabajo educativo, de prevención de estos hechos”, indicó.

Por otro lado, señaló que el mismo trabajo debe desarrollarse en el sector educativo, por el aumento de casos de microtráfico en los entornos escolares, así como el consumo de estupefacientes y de alcohol entre los menores de edad, a lo que debe prestársele atención.

Por último, instó a los municipios a evaluar sus planes de trabajo para esta etapa de posconflicto. “En la región existe un  registro de 10.000 víctimas del conflicto armado, que han llegado a la provincia en los últimos 10 años, cifra que puede aumentar y para lo cual hay que trabajar en preparar a las poblaciones en ello y la infraestructura de salud, educación, entre otras”, concluyó Camelo.

CUNDINAMARCA

Escríbanos a miccru@eltiempo.com.

* ‘Sabana Centro Cómo Vamos’ es una iniciativa ciudadana liderada por la Universidad de La Sabana, Devinorte, Fundación Milenium, Prodensa, Hacer Ciudad, la Cámara de Comercio de Bogotá, la Fundación Cavelier Lozano, la Asociación de Empresarios de la Sabana y Compensar, con el acompañamiento del programa Bogotá Cómo Vamos, la Fundación Corona y la Casa Editorial El Tiempo.

 
UN ESCENARIO PARA DEBATIR SOBRE LA SALUD EN LA PROVINCIA SABANA CENTRO

UN ESCENARIO PARA DEBATIR SOBRE LA SALUD EN LA PROVINCIA SABANA CENTRO

El 30 de junio, en las instalaciones de la Universidad, se llevó a cabo la mesa técnica de trabajo en salud de la Provincia Sabana Centro, en el marco del programa Sabana Centro Cómo Vamos —SCCV—. Este espacio, que contó con la participación de representantes de las Secretarías de Salud de los distintos municipios de la provincia y del Distrito Capital, gerentes de instituciones prestadoras de salud públicas y privadas de la región, agremiaciones de empresarios, así como con la activa participación de tres grupos de investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Sabana, tuvo como eje principal analizar estadísticas referentes a la cobertura en aseguramiento, mortalidad, embarazos adolescentes, vacunación, entre otras, y planteó un espacio de reflexión y acercamiento entre los distintos sectores para abrir un eje de trabajo colaborativo para la búsqueda de alternativas para la región.

Dentro de las principales problemáticas expuestas que hoy aquejan a la provincia se encontraron: la baja cobertura en aseguramiento en salud de algunos municipios, el alto índice de embarazos en adolescentes y la baja preparación de la región para la atención de las personas que actualmente están llegando a estas poblaciones desde otras zonas del país. En estas mesas de trabajo, los distintos representantes de las instituciones mencionadas tienen la oportunidad de compartir sus experiencias, estudios o investigaciones sobre la materia y se plantean posibles escenarios de trabajo, así como se comparten buenas prácticas para ser implementadas por otras instituciones o municipios de Sabana Centro.

Reducir pobreza en Sabana Centro

Reducir pobreza en Sabana Centro

En las últimas décadas, la pobreza y su erradicación han despertado un gran interés alrededor del mundo tanto en los países que la padecen como en aquellos países desarrollados donde aparentemente este fenómeno es menos frecuente.

En este sentido, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha venido promoviendo una agenda mundial orientada a la erradicación de la pobreza, primero a través de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (año 2000) y 15 años después con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, los cuales insisten en trabajar para ponerle fin, luchar contra la desigualdad y hacer frente al cambio climático en nuestro planeta.

 Colombia no ha sido ajeno a este propósito, mostrando importantes avances. De hecho, entre 2002 y 2015 la pobreza monetaria en el país pasó de 49,7 % a 27,8 %, con una reducción de 21,9 puntos porcentuales. El Departamento Nacional de Planeación, en 2015, señaló que la reducción se atribuye a mayores oportunidades de empleo y mejores ingresos de los habitantes. No obstante, a pesar de los importantes avances, este fenómeno se presenta incluso en lugares que parecen constituir nodos de desarrollo significativos para la economía del país; Bogotá y sus alrededores son un ejemplo de ello.

Los resultados de la Encuesta Multipropósito realizada por el Dane y la Secretaria Distrital de Planeación permitieron conocer más detalladamente, en 2014, la situación de pobreza en Bogotá y de los municipios con alto índice de metropolización, evidenciando las brechas existentes entre la capital y sus alrededores.

Municipios como Soacha presentaron un indicador de pobreza monetaria del 35,5 %, 19,7 puntos porcentuales por encima de la cifra reportada en Bogotá (15,8 %). Y aunque para el caso de la provincia de Sabana Centro las condiciones de pobreza son un poco más alentadoras, se presentan cifras como la de Gachancipá con un 20,4 % de personas en condiciones de pobreza monetaria y municipios como Tocancipá y Zipaquirá con niveles de pobreza cercanos al 18 %. En contraste, Chía presenta los menores niveles de pobreza monetaria en la provincia con un 12 %, lo que evidencia incluso las grandes brechas que se presentan en la región.

La reducción de la desigualdad es otro de los grandes desafíos que tienen nuestro país y nuestros territorios, pues a diferencia de la pobreza, la cual ha presentado importantes reducciones, la desigualdad se ha mantenido en niveles similares año tras año.

Para el año 2015, en Cundinamarca por ejemplo el coeficiente de Gini fue de 0,438 frente a un 0,460 del 2014 y a nivel nacional, en el 2015 fue de 0,522 frente a un 0,538 del año anterior. Este fenómeno, que afecta de manera significativa a los países en vías de desarrollo, hace que los importantes esfuerzos en la reducción de pobreza se vean opacados, dado que las oportunidades no benefician en igualdad de condiciones a toda la población.

La reducción de la pobreza constituye un fenómeno multidimensional que afecta las condiciones de bienestar de la población e implica un reto aún para nuestros territorios, lo cual requiere, además de políticas orientadas al crecimiento económico de la región, todas aquellas que promuevan el acceso en condiciones de igualdad a oportunidades que permitan el goce efectivo del bienestar de todos los habitantes.

JUAN CARLOS CAMELO
Director de Sabana Centro, Cómo Vamos

Ver nota en el Tiempo